Una mezcla de sustratos será el suelo de nuestra huerta organica en maceta, de esta mezcla dependerá en gran parte el exito de los cultivos.

Las plantas se desarrollan parte en el aire y parte en el suelo, ambas partes son dependientes y complementarias. La salud de la parte aérea es tan importante como la salud de la raiz.

Si vivimos en la ciudad y nuestra huerta la diseñamos en un jardín o en otro terreno, estaremos cultivando en un suelo. Pero cuando recurrimos al uso de macetas estaremos trabajando con sustratos los que estarán compuestos por diferentes mezclas que optimizarán el crecimiento vegetal en condiciones especiales como son las urbanas.

Un sustrato consiste en un sistema formado por tres fases: sólida, líquida y gaseosa. En ese ambiente se desarrollarán las raices y por lo tanto, es importante el volumen del contenedor. Se considera que un buen sustrato debe tener 85% de porosidad total, un suelo en general no supera el 50% de poros.

Comentarios